BIM aplicado al Patrimonio Cultural
Ejemplo práctico de pérdida irrecuperable de patrimonio en Pontevedra

Ejemplo práctico de pérdida irrecuperable de patrimonio en Pontevedra

La semana pasada nos encontramos con una noticia que, no por previsible o esperable si uno pasea por el casco antiguo de Pontevedra, resulta menos desesperante o descorazonadora. El derrumbe de una vivienda del casco histórico es, dada la naturaleza de Bien de Interés Cultural del casco antiguo, una pérdida irreparable de una parte del bien, que conlleva la desaparición parcial de sus valores y contenidos históricos, artísticos, culturales y sociales que justifican su protección y que suponen su naturaleza patrimonial. Recordemos, una vez más, que el casco histórico de Pontevedra es Bien de Interés Cultural, según se recoge en su ficha de catálogo:

Bien: Conjunto Histórico Artístico (Ampliacion)
Comunidad Autónoma: C.A. Galicia
Provincia: Pontevedra
Municipio: Pontevedra
Categoría: Conjunto Histórico
Fecha de Incoación: 09-10-1979
Fecha Boletín Incoación: 21-10-1971

Por lo que cada parte del conjunto recibe el mismo nivel de protección que el propio BIC, en tanto que son inseparables y constituyen elementos sin los que la lectura del Bien y de sus valores contenidos resultaría incompleta o incomprensible.

La vivienda derruída se encuentra recogida dentro del “Plan Especial de protección, reforma interior y conservación artística del Conjunto histórico artístico” de la ciudad de Pontevedra. Así, para los no iniciados en el ámbito del planeamiento y la ordenación del patrimonio, señalo el inmueble en el plano guía de manzanas y zonas:

Plano guía de manzanas y zonas

Igualmente, el inmueble en sus fachadas a la Plaza de la Leña y la Verdura, según se encontraba en el momento de redacción del Plan Especial:

Alzados manzana C42 - Estado actual

Según la ficha de catálogo, la edificación data del siglo XVIII, y presenta unos valores que la hacen particularmente interesante dentro del muestrario de arquitectura popular, fundamentalmente por ser una de las pocas que rematan en cubierta a dos aguas, con el muro testero de fachada, al modo de las tradicionales casas de pincho. Le corresponde un nivel de protección estructural, permitiéndose obras de consolidación, conservación, restauración y rehabilitación.

Cabe preguntarse como se ordena la protección del inmueble como parte del Bien de Interés Cultural que es el casco antiguo. Pues bien, refiriéndonos al Plan Especial, en su artículo 3, naturaleza y objetivos, hablando de finalidades entiende las siguientes:

  1. PROTECCIÓN: Ordenación y protección del recinto y sus edificaciones de interés y destacados elementos urbanos de carácter inmueble, cuyo conjunto caracteriza el panorama, calles, plazas y espacios libres, suelo y subsuelo para su mejora así como la de su entorno….
  2. REFORMA INTERIOR Y REVITALIZACIÓN DEL CONJUNTO; Actuaciones integradas y aisladas que conservando la estructura fundamental del Casco Histórico se encaminan a la descongestión del suelo, creación de dotaciones urbanísticas, equipamiento comunitario, saneamiento, resolución de problemas de circulación y estética, mejora del entorno o servicios públicos y fines análogos….
  3. CONSERVACIÓN ARTÍSTICA: Rehabilitación de edificios, preservación y mejora de áreas espaciales o manzanas, realce de construcciones significativas y de edificios aislados que se distinguen por su trascendencia histórica, emplazamiento o belleza arquitectónica, huertas y jardines privados destacados por su hermosura, disposición artística o importancia de especies botánicas, composición y detalle de edificios situados en emplazamientos que deben ser objeto de medidas especiales de protección, uso y destino de edificaciones antiguas y modernas. Criterios relativos a conservación de fachadas y cubiertas e instalaciones sobre las mismas, así como de aquellos elementos más significativos existentes en el interior.

El Plan Especial establece dos principios importantes para la conservación del Bien Cultural, en sus artículos 12 y 13:

Artículo 12. Obligación de conservar.

  1. Los propietarios, poseedores y demás titulares de derechos reales sobre inmuebles integrantes del patrimonio cultural incluidos en el ámbito del Conjunto Histórico-Artístico de Pontevedra están obligados a conservarlos, cuidarlos y protegerlos debidamente para asegurar su integridad y evitar su pérdida, destrucción o deterioro.
  2. El Concello de Pontevedra garantizará la protección, conservación y enriquecimiento del patrimonio cultural de ese Conjunto, teniendo la obligación de proteger, defender, realzar y dar a conocer el valor cultural de los bienes que lo integran. Le corresponde además adoptar en caso de urgencia las medidas cautelares necesarias para salvaguardar los bienes del patrimonio cultural que viesen su interés amenazado.

Artículo 13. Expropiación por incumplimiento de la función social de la propiedad.

  1. El incumplimiento de las obligaciones de protección, conservación e incluso reforma interior será causa de interés social para la expropiación forzosa por las Administraciones competentes de los bienes integrantes del Conjunto, estén o no catalogados.
  2. Dada la trascendencia del Conjunto y su declaración por Ley como Bien de Interés Cultural, se recomienda la utilización del instituto de la expropiación forzosa por la vía de la urgente ocupación.

En su título V encontramos las herramientas que permiten hacer efectivas las obligaciones antes descritas (además de la figura de la expropiación forzosa), en los artículos 74 y 75:

Artículo 74. Órdenes de ejecución de obras de conservación.

El Concello, de oficio o a instancia de cualquier interesado ordenará la ejecución de las obras necesarias para conservar las condiciones de seguridad, salubridad y ornato, con indicación de plazo de realización.

  1. El Concello podrá también ordenar por motivos de interés turístico y estético basado en el incumplimiento de las vigentes ordenanzas de protección, la ejecución de obras de conservación o reforma de las fachadas o espacios visibles desde la vía pública o de supresión de elementos clandestinamente añadidos que distorsionen la armonía del conjunto y vulneren lo establecido en la presente Normativa.
  2. Tales obras se ejecutarán a costa de los propietarios si se contuvieren en el límite del deber de conservación correspondiente, o con cargo a los fondos del Concello o de la Administración competente en la defensa del patrimonio histórico cuando rebase tal limitación. En tales supuestos, los propietarios podrán recabar la cooperación de las administraciones competentes en la defensa del Patrimonio debiendo éstas prestarla en condiciones adecuadas para tal fin.

Artículo 75. Ejecución sustitutoria o forzosa de las obras.

  1. En caso de que la propiedad no hubiese realizado las obras exigidas en la orden de ejecución, conforme al plazo y características que se especificasen, se procederá a la ejecución subsidiaria de lo ordenado a costa del obligado o a su ejecución forzosa mediante la imposición de multas coercitivas de 50.000 a 500.000 pesetas, reiterables hasta lograr la ejecución de las obras ordenadas en los términos de la legislación del régimen jurídico de las administraciones públicas y del procedimiento administrativo común y Ley del Suelo de Galicia.
  2. No será necesaria autorización judicial de entrada en domicilio para la ejecución subsidiaria de las órdenes de ejecución referidas a fachadas al entenderse que integran el derecho al medio ambiente sin menoscabar la inviolabilidad del domicilio.

La conclusión más importante que cabe extraer de lo hasta aquí recogido es que la aplicación de estos preceptos legales desarrollados por el Plan Especial hubiese garantizado la conservación del BIC. Y las preguntas que todos nos debemos hacer son ¿Por qué no se ejecutan las medidas previstas? ¿Cómo es posible llegar a permitir el estado de ruina de una parte del BIC, con la desaparición irrecuperable de parte de los contenidos y valores que definen su valor patrimonial, atentando contra la función social del patrimonio? ¿Por qué las administraciones públicas promulgan normas y asumen competencias que no están dispuestas a ejercer o que directamente vulneran? Y no menos importante, ¿A quién es preceptivo pedir responsabilidades por la pérdida de una parte de nuestro patrimonio, titular, administración o ambos?

CC BY-NC-SA 4.0 Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

One Response to Ejemplo práctico de pérdida irrecuperable de patrimonio en Pontevedra

  1. Será que a Administración pensa que os ingleses teñen razón cando din que o que se fixo unha vez se pode volver facer.
    É tal o desleixo en todos os ordes da vida galega, que seguramente dúas vidas non darían para reparalo.

Deja un comentario