BIM aplicado al Patrimonio Cultural

No al Canon AEDE

No al Canon AEDE

Cuando decidí embarcarme en una aventura del calibre de crear un sitio como éste, además de las cuestiones del tiempo y del compromiso que supone el mantener un blog y crear contenidos que pudieran aportar valor a los que lo visiten, me hice muchas preguntas sobre qué tipo de licencia debía proteger la autoría de dichos contenidos. Me decidí por licenciar todo el contenido de este blog bajo una licencia Creative Commons porque creo en el conocimiento compartido y colaborativo, en las antípodas de un copyright anacrónico en la era de la abundancia de contenidos. Como decía Bernard Shaw, las ideas no son manzanas.

Pero como es norma en este país que me ha tocado sufrir y que parece querer humillarme todos los días, un gobierno analfabeto en materia digital ha querido hacer una reforma de la Ley de Propiedad Intelectual que, de hecho, inhabilita dicha licencia, al otorgarme un derecho irrenunciable de reproducción a través del enlace a los contenidos por mi generados. En el fondo de dicha reforma normativa está el favorecer a unos mass media tradicionales, incapaces de innovar y adaptarse al entorno digital. Supongo que los picadores de texto estarán frotándose las manos y buscando al lobbista adecuado que les modifique alguna ley para cobrar algún canon a los sistemas de reconocimiento de voz, a los teclados virtuales de los tablets y móviles, a los que aprendimos mecanografía en su día y a cualquier cosa que tenga teclas, pianos incluidos.

Pero detrás de esta medida los que de verdad están son las entidades de gestión de derechos, a los que se les regala el valor económico de un canon por enlace si los autores legítimos deciden no ejercer dicho derecho. Es decir, se legaliza el robo a los autores en beneficio de las entidades de gestión. Y como autor, no estoy dispuesto a que las entidades me roben porque sí. De modo que desde este mismo momento, este humilde blog ha borrado todos los enlaces a los medios AEDE que tenía en sus pocas páginas de vida, y se une al boicot de tráfico a todos sus medios. Y desde el momento en que Google cierre el servicio de noticias en España, contaré los días a ver si superan los 15 largos días que los medios alemanes tardaron en pedir a Google que los volviera a enlazar.

Por mi parte, NUNCA MÁIS.

CC BY-NC-SA 4.0 Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Deja un comentario