BIM aplicado al Patrimonio Cultural
Catedral de Tuy – I. Planteamientos iniciales

Catedral de Tuy – I. Planteamientos iniciales

Algunas consideraciones previas antes de meterse en faena.

Geometrías reales vs ideales.

Los edificios históricos no conocen el ángulo recto, bien sea como producto de unas técnicas constructivas no tan precisas como las actuales, bien sea por los acontecimientos históricos que han dejado huella en sus fábricas. En este sentido, el caso de la Catedral de Tuy es paradigmático, pues a lo largo de su historia ha sufrido episodios que han comprometido seriamente su estabilidad. Basta con comprobar la representación idealizada que tradicionalmente se ha conocido del monumento con una representación fidedigna de su realidad construida a través de instrumentos de medición que revelan sus auténticas geometrías.

Catedral de Tuy. Planta ideal
Catedral de Tuy. Planta ideal

 

Catedral de Tuy. Planta real.
Catedral de Tuy. Planta real.

La primera cuestión importante, entonces, es ¿cual es el modelo que voy a seguir? Construir la Catedral con una geometría real, incluyendo los desplomes de las pilastras y los muros, las deformaciones de los arcos, huecos, etc, es perfectamente factible en ArchiCAD, y también en REVIT. Sin embargo, es tan factible como imposible. Es decir, el nivel de trabajo necesario para desarrollar ese objeto lo convierte en un proyecto irrealizable con las herramientas y las técnicas actuales. La única forma razonable que existíría para poder elaborar un proyecto de este tipo sería introducir el modelo ideal y luego deformarlo hasta conseguir el modelo real, del mismo modo en que en un modelo animado de un muñeco, si tiras de un dedo también tiras del brazo. Para ello, el software BIM debería poder establecer conexiones lógicas entre los distintos elementos, algo que REVIT hace parcialmente, pero que ArchiCAD no. Por tanto, mi primera decisión tiene que ser emplear un modelo idealizado de la arquitectura de la Catedral de Tuy, sin que ello sea óbice para que ese modelo sea lo más detallado posible.

Por otra parte, está la imposible realización de un modelado 3d de los elementos decorativos sin recurrir a técnicas específicas, como son el escaneo con nube de puntos o la fotogrametría. En este sentido, es posible realizar un modelado tridimensional mediante un barrido fotográfico, usando servicios como Autodesk 123D catch, para luego importar el modelo como un objeto de biblioteca. Por ejemplo, en esta entrada de Archiblog, donde se recrea el Cenador de Carlos V, y se usa la fotogrametría para reproducir los capiteles en su estado actual.

En el caso de la Catedral de Tuy, existen innumerables detalles artísticos que exigirían el empleo de estas técnicas, pero que para la cuestión en estudio resultan posibles simplificarlas con primitivas geométricas.

Nivel de detalle / Número de polígonos.

El rendimiento de visualización de los programas actuales de CAD ya no constituye en si mismo una restricción fundamental… hasta un cierto límite. El empleo de aceleración de hardware a través de librerías como OpenGL y DirectX en conjunción con unas tarjetas gráficas cada vez más potentes y asequibles permiten manipular modelos impensables hace unos años, en tiempo real y con sombreados fotorealistas. Incluso es posible el empleo de motores de juegos como Unreal Engine o CryEngine para su aplicación a visualización de arquitectura en tiempo real con una calidad gráfica que, en ciertos aspectos, hace innecesario recurrir a renders propiamente dichos.

Sin embargo, la potencia de cálculo no es infinita. Y en ArchiCAD no todo el cálculo es meramente geométrico. En primer lugar, el número de polígonos puede dispararse sin darnos cuenta, hasta saturar un modelo, por el simple hecho de no adaptar bien la precisión de la adaptación de curvas en polígonos cuando se desarrollan molduras, nervios, etc. En segundo lugar, la jerarquía que emplea ArchiCAD para mantener el orden de operaciones booleanas entre elementos puede hacer el programa cada vez más y más lento. Lo iremos comprobando a lo largo del proyecto.

Definición de niveles.

Teniendo en cuenta la implantación reciente en ArchiCAD de las restricciones o vínculos entre las dimensiones z de los objetos con los niveles del modelo, la definición de dichos niveles constituye una decisión crítica (siempre lo ha sido, y saltaba a la vista cuando era necesario cambiar las alturas de esos niveles o insertar uno intermedio). En principio, las cuestiones que debería tener en cuenta para definir los niveles son:

  1. Adecuación para generar la visualización de las plantas del modelo.
  2. Capacidad para definir las restricciones de los elementos geométricos.
  3. Flexibilidad para permitir el ajuste posterior o la incorporación de nuevas plantas.

El tercer punto resulta realmente importante en la realización de un modelo como éste, por una cuestión fundamental: existen infinidad de niveles posibles en la arquitectura de la Catedral de Tuy. Los triforios norte y sur están a distintas cotas; existen diferentes arranques de arcos y bóvedas entre las naves laterales y la nave central; las torres presentan niveles intermedios; las cubiertas están a muy diferentes cotas; etc, etc.

Como punto de partida he decidido crear dos niveles iniciales, que se corresponden con la cota +0,00 y el arranque de las arquerías de las naves laterales. Un tercer nivel lo creo en la cota de pavimento superior de los triforios, a la espera de alcanzar dicho nivel y ajustar según corresponda. Y preveo otros niveles en los acodamientos interiores y las coronaciones de las bóvedas, aunque probablemente no sean definitivos.

Niveles previstos
Niveles previstos

 

Ahora, al tajo………..

CC BY-NC-SA 4.0 Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

One Response to Catedral de Tuy – I. Planteamientos iniciales

Deja un comentario